<p style='margin:0px; text-align:center; font-size:16pt; font-weight:bold;'> You need Adobe Flash Player to see this video<br><br> <a href='http://www.macromedia.com/go/getflashplayer' style='text-align:center; font-size:16pt; font-weight:bold;'> Get the Flash Player</a></p>
Search in Videos, Members, Events, Audio Files, Photos and Blogs חפש
Jose Luis Morales Alarcon
e.motion

Jose Jhos|Bolivia

QUE DIOS LES BENDIGA


Nuestro Salvador Cristo Jesús… quien destruyó la muerte y sacó a la luz la vida incorruptible mediante el evangelio.

 

Yo soy la resurrección y la vida.

 

Porque yo vivo, también ustedes vivirán.

 

Hemos llegado a tener parte con Cristo.

Fueron hechos partícipes del Espíritu Santo,

Han saboreado el don celestial.

para que ustedes…lleguen a tener parte en la naturaleza divina.

El primer hombre, Adán, se convirtió en un ser viviente, el último Adán, en el Espíritu que da vida.

Fíjense bien en el misterio que les voy a revelar: No todos moriremos, pero todos seremos transformados, en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, al toque final de la trompeta. Pues sonará la trompeta y los muertos resucitarán con un cuerpo incorruptible, y nosotros seremos transformados.

Santo, santo, santo  es el Señor Dios Todopoderoso, el que era y que es y que ha de venir.

Al que vive por los siglos de los siglos.

Al único y bendito Soberano, Rey de reyes y Señor de señores, al único inmortal.

Al Rey eterno, inmortal, invisible, al único Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.

 

Jn.5:26   II Ti.1:10   Jn.11:25;14:9   Heb.3:14; 6:4   II P 1:4   I Co. 5:45,51,52   Ap.4:8,9   I Ti. 6:15,16; 1:17

Así como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha concedido al Hijo el tener vida en sí mismo.

Aguilajhos

El amor del Espíritu…

Pero el Consolador, el Espíritu Santo…

De todas sus angustias Él mismo los salvó; no envió un emisario ni un ángel. En su amor y misericordia los rescató; los levantó y los llevó en sus brazos como en los tiempos de antaño.

Pero ellos se rebelaron  y afligieron a su santo Espíritu. Por eso se convirtió en su enemigo, y luchó él mismo contra ellos.

¿Cómo sabemos que permanecemos en él, y que él permanece en nosotros? Porque nos ha dado de su Espíritu.

En él también ustedes, cuando oyeron el mensaje de la verdad, el evangelio que les trajo la salvación, y lo creyeron, fueron marcados con el sello que es el Espíritu Santo prometido. Éste garantiza nuestra herencia hasta que llegue la redención final del pueblo adquirido por Dios, para alabanza de su gloria.

 Así que les digo: Vivan por el Espíritu, y no seguirán los deseos de la naturaleza pecaminosa. Porque ésta desea lo que es contrario al Espíritu, y el Espíritu desea lo que es contrario a ella. Los dos se oponen entre sí, de modo que ustedes no pueden hacer lo que quieren.

 Así mismo, en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos.

 

Ef. 4:30   Ro.15:30   Jn.14:26   Is.63:9,10   I Jn.4:13   Ef.1:13,14   Gal.5:16,17   Ro.8:26

Fuera de ti, desde tiempos antiguos nadie ha escuchado ni percibido, ni ojo alguno ha visto,  a un Dios que, como tú,  actúe en favor de quienes en él confían.

 Sin embargo, como está escrito: «Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ninguna mente humana ha concebido   lo que Dios ha preparado para quienes lo aman.»
Ahora bien, Dios nos ha revelado esto por medio de su Espíritu, pues el Espíritu lo examina todo, hasta las profundidades de Dios.

 Me has dado a conocer la senda de la vida; me llenarás de alegría en tu presencia, y de dicha eterna a tu derecha.

¡Cuán precioso, oh Dios, es tu gran amor! Todo ser humano halla refugio a la sombra de tus alas.

Se sacian de la abundancia de tu casa; les das a beber de tu río de deleites.
Porque en ti está la fuente de la vida,  y en tu luz podemos ver la luz.

Aunque el ejercicio físico trae algún provecho, la piedad es útil para todo, ya que incluye una promesa no sólo para la vida presente sino también para la venidera.

Sal.31:19   Is.64:4   I Co.2:9,10   Sal.16:11; 36:7-9   I Ti.4:8

Esforcémonos, pues, por entrar en ese reposo.

Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella. Pero estrecha es la puerta y angosto el camino que conduce a la vida, y son pocos los que la encuentran.

El reino de los cielos ha venido avanzando contra viento y marea, y los que se esfuerzan logran aferrarse a él.

Trabajen, pero no por la comida que es perecedera, sino por la que permanece para vida eterna, la cual les dará el Hijo del hombre. Sobre éste ha puesto Dios el Padre su sello de aprobación.

Por lo tanto, hermanos, esfuércense más todavía por asegurarse del llamado de Dios, que fue quien los eligió. Si hacen estas cosas, no caerán jamás, y se les abrirán de par en par las puertas del reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

¿No saben que en una carrera todos los corredores compiten, pero sólo uno obtiene el premio? Corran, pues, de tal modo que lo obtengan. Todos los deportistas se entrenan con mucha disciplina. Ellos lo hacen para obtener un premio que se echa a perder; nosotros, en cambio, por uno que dura para siempre.

El que entra en el reposo de Dios descansa también de sus obras, así como Dios descansó de las suyas.


Ell Señor será tu luz eterna; tu Dios será tu gloria.

Heb. 4:11   Mt.7:13,14; 11:12   Jn.6:27   II P.1:10,11   I Co.9:24,25   Heb.4:10    Is.60:19

Ya no te llamarás Jacob, sino Israel, porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido.

Ya en el seno materno suplantó a su hermano,  y cuando se hizo hombre luchó con Dios. Luchó con el ángel, y lo venció;    lloró y le rogó que lo favoreciera.

Ante la promesa de Dios no vaciló como un incrédulo, sino que se reafirmó en su fe y dio gloria a Dios.

Tengan fe en Dios —respondió Jesús. Les aseguro que si alguno le dice a este monte: “Quítate de ahí y tírate al mar”, creyendo, sin abrigar la menor duda de que lo que dice sucederá, lo obtendrá. Por eso les digo: Crean que ya han recibido todo lo que estén pidiendo en oración, y lo obtendrán.

 Para el que cree, todo es posible.

Dichosa tú que has creído, porque lo que el Señor te ha dicho se cumplirá!

Señor: Auméntanos la fe.

Gn.32:28   Os.12:3,4   Ro.4:20   Mr.11:22-24: 9:23   Lc.1:45;  17:5

Mas el fruto del Espíritu es … paciencia, benignidad.

El SEÑOR, el SEÑOR, Dios compasivo y clemente, lento para la ira y abundante en misericordia y verdad.

Os ruego que viváis de una manera digna de la vocación con que habéis sido llamados, con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soportándoos unos a otros en amor.

Sed más bien amables unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, así como también Dios os perdonó en Cristo.

La sabiduría de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, condescendiente, llena de misericordia y de buenos frutos, sin vacilación, sin hipocresía.

El amor es paciente, es bondadoso; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante.

Y no nos cansemos de hacer el bien, pues a su tiempo, si no nos cansamos, segaremos.

 Por tanto, hermanos, sed pacientes hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el fruto precioso de la tierra, siendo paciente en ello hasta que recibe la lluvia temprana y la tardía. Sed también vosotros pacientes; fortaleced vuestros corazones, porque la venida del Señor está cerca.

    Gal. 5:22   Ex.34:6   Ef.4:1,2;32   Stg.3:17   I Co.13:4   Gal.6:9   Stg.5:7,8

Estad alerta, no sea que vuestro corazón se cargue con disipación y embriaguez y con las preocupaciones de la vida, y aquel día venga súbitamente sobre vosotros como un lazo;  porque vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra. Mas velad en todo tiempo, orando para que tengáis fuerza para escapar de todas estas cosas que están por suceder, y podáis estar en pie delante del Hijo del Hombre.

Pues vosotros mismos sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como un ladrón en la noche; que cuando estén diciendo: Paz y seguridad, entonces la destrucción vendrá sobre ellos repentinamente, como dolores de parto a una mujer que está encinta, y no escaparán. Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que el día os sorprenda como ladrón; porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día. No somos de la noche ni de las tinieblas. Por tanto, no durmamos como los demás, sino estemos alerta y seamos sobrios.

    Mt.25:13   Lc.21:34-36   I Ts.5:2-6

En su amor guardará silencio.

El SEÑOR no puso su amor en vosotros ni os escogió por ser vosotros más numerosos que otro pueblo, pues erais el más pequeño de todos los pueblos; mas porque el SEÑOR os amó y guardó el juramento que hizo a vuestros padres, el SEÑOR os sacó con mano fuerte y os redimió de casa de servidumbre, de la mano de Faraón, rey de Egipto.

Nosotros amamos, porque El nos amó primero.

   2Y aunque vosotros antes estabais alejados..    sin embargo, ahora El os ha reconciliado en su cuerpo de carne, mediante su muerte, a fin de presentaros santos, sin mancha e irreprensibles delante de El.

En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que El nos amó a nosotros y envió a su Hijo como propiciación por nuestros pecados.

  Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

Y he aquí, se oyó una voz de los cielos que decía: Este es mi Hijo amado en quien me he complacido.

Por eso el Padre me ama, porque yo doy mi vida para tomarla de nuevo.

En estos últimos días nos ha hablado por su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por medio de quien hizo también el universo. El es el resplandor de su gloria y la expresión exacta de su naturaleza, y sostiene todas las cosas por la palabra de su poder. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas.

 Sof.3:17   Dt.7:7,8   I Jn.4:19   Col.1:21,22   I Jn.4:10  Ro.5:8   Mt.3:17   Jn.10:17   He.1:2,3

La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera y en este lugar daré paz.

 La casa que ha de edificarse al SEÑOR será de gran magnificencia, de renombre y de gloria por todas las tierras.

Los sacerdotes no podían entrar en la casa del SEÑOR, porque la gloria del SEÑOR llenaba la casa del SEÑOR.

Jesús respondió y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.

Pero El hablaba del templo de su cuerpo.

Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.

Dios, habiendo hablado hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras a los padres por los profetas, en estos últimos días nos ha hablado por su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por medio de quien hizo también el universo.

Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz entre los hombres en quienes El se complace.

Príncipe de Paz.

Porque El mismo es nuestra paz. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús.

Hag.2:9  I Cr.22:5   I  Cr.7:2   Jn.2:19, 21   II Co.3:10   Jn.1:14   Heb.1:1.2   Lc.2:14   Is.9:6   Ef.2:14   Fil.4:7

lauren986w3

Hi, I love dirty sex. Write me here https://cutt.us/id27724556


sarah5726x

Hi, my name is Sarah BEST dating club http://v.ht/im18xx


Jose Jhos

Vosotros sois la luz del mundo. Una ciudad situada sobre un monte no se puede ocultar; ni se enciende una lámpara y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en la casa. Mt.5:14,15


Jose Jhos

Abre mis ojos, para que vea las maravillas de tu ley. Sal. 119:18


Jose Jhos

Oh SEÑOR, tú me has escudriñado y conocido. Tú conoces mi sentarme y mi levantarme; desde lejos comprendes mis pensamientos. Tú escudriñas mi senda y mi descanso, y conoces bien todos mis caminos.


Jose Jhos

El rey extendió…el cetro de oro. Ester entonces se acercó y tocó el extremo del cetro. Y será que cuando él clame a mí, yo le oiré, porque soy clemente. Y nosotros hemos llegado a conocer y hemos creído el amor que Dios tiene para nosotros. Dios es amor, y el que permanece en amor pe


Jose Jhos

Yo sé, SEÑOR, que tus juicios son justos,y que en tu fidelidad me has afligido. Sal.119:75


Jose Jhos

Estad siempre preparados y mantened las lámparas encendidas, y sed semejantes a hombres que esperan a su señor que regresa de las bodas, para abrirle tan pronto como llegue y llame. Lc.12:35,36


Jose Jhos

Así que entonces, hagamos bien a todos según tengamos oportunidad, y especialmente a los de la familia de la fe. Gal. 6:10


Jose Jhos

LA UNICA RAZON DE NUESTRA ADORACIÓN DEBE SER NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO EN EL ESTA LA VIDA Y LA VERDAD !!!!!QUE DIOS LES BENDIGA¡¡¡¡¡


5 דף מתוך

מבקרים בדף שלי


ironwolf365 ironwolf365
ימים 182 לפני
babrit babrit
ימים 189 לפני
danielv danielv
ימים 201 לפני
xidoc xidoc
ימים 245 לפני
David Family David Family
ימים 248 לפני
cristinaposa cristinaposa
ימים 256 לפני
Елена_Сабурова Елена_Са…
ימים 262 לפני
Chaloalberto Chaloalberto
ימים 274 לפני
אל תראה את ביקוריי (שנה)

3 דף מתוך